jueves, 12 de octubre de 2017

El diseño gráfico cotidiano de Corea del Norte




Algunos de los artículos que figuran en el libro de Bonner ofrecen una visión de la máquina de propaganda del país, como el envase de una pistola de juguete que dispara balas de plástico, que muestra a un cómico soldado coreano de dibujos animados, representado como un erizo, disparando a un americano, representado como un lobo.



Made in North Korea nos descubre la sorprendente cultura gráfica de Corea del Norte. El autor del libro, Nicholas Bonner, fundador de la agencia especializada en viajes a Corea del Norte Koryo Tours, ha ido acumulando durante más de veinte años una amplísima variedad de artículos cotidianos, como embalajes, etiquetas, juguetes, tebeos, folletos, postales, entradas, etc., que proporcionan una visión extraordinaria y rara de la producción gráfica y la vida cotidiana de los norcoreanos.
 
.



Una caja de caramelos que muestra un tren que viaja 
a lo largo de la costa este del país.



Esta postal de Año Nuevo muestra diferentes épocas del servicio militar: guerrillas antijaponesas, héroes de la Guerra de Corea y soldados contemporáneos en primer plano.



El tema del desarrollo también se puede ver en esta postal que muestra a un soldado bailando con una trabajadora frente a una presa que está en construcción. Los militares (abajo, a la izquierda) ayudando a los trabajadores (abajo, a la derecha) a su construcción. Dice: "Hagamos que la unidad del pueblo y del ejército sea tan dura como el acero".



La mayoría de los artículos fueron recogidos entre 1993, cuando Bonner visitó por primera vez Corea del Norte, y 2005, cuando los métodos de diseño digital comenzaron a introducirse. Este es un período durante el cual la publicidad -todavía es una rareza en el país- no existía en el país, según Bonner. El diseño de todos los productos de consumo, desde paquetes de cigarrillos y comida hasta postales y cómics, tiene que ser aprobado por el estado.



Un abanico de papel de los noventa, repartido regularmente durante los meses calurosos de julio y agosto viajando con Air Koryo, la aerolínea estatal norcoreana.

Papel de escribir con la imagen de una danza tradicional norcoreana conocida como ‘El pastor y la doncella’, que cuenta una historia de amor.



Un paquete de cigarrillos de la marca Rakwon. Se ven los rascacielos de Pyongyang con la imagen de Chollima, el mítico caballo alado que representa la velocidad y el logro.

Etiqueta de la cerveza Ponghak. Se marcan los meses y los días porque esta no se pasteuriza.


La estética coreana mezcla la tradición con el socialismo y de esa manera encaja con lo que, probablemente, es la mejor descripción: "Confucionismo rojo". Los diseños se han desarrollado en gran medida independientemente del mundo exterior y ahora tienen un estilo coreano mucho más seguro y, tal vez, ese es el mejor resumen de cómo se ven a sí mismos como una nación.




Envoltorios de caramelos




Una tarjeta de bienvenida de un hotel. Los turistas están muy bien atendidos y son genuinamente bienvenidos siempre que se adhieran a las normas. El itinerario se confirma de antemano y es difícil desviarse. Además, los grupos turísticos están acompañados por dos guías y un conductor en todo momento y los pasaportes son retenidos por las autoridades para expedir un permiso de salida y no se devuelven hasta el día de salida.






Portadas de cómics.








lunes, 9 de octubre de 2017

Fotomicrografías: Nikon Small World 2017




El concurso de fotomicrografía el Nikon Small World se ha convertido en el mejor escaparate para mostrar la belleza y la complejidad de la vida tal como se ve a través del microscopio de luz. El concurso está abierto a cualquier persona que tenga interés en la fotografía a través del microscopio.  En esta 43º edición se han presentado más de 2.000 imágenes recibidas de 88 países. Las fotografías se juzgan teniendo en cuenta la originalidad, el contenido informativo, la competencia técnica y el impacto visual. Aquí está una selección de las imágenes ganadoras, honoríficas y distinguidas.




Primer premio. Células de piel humana que expresan queratina marcada fluorescentemente. Dr. Bram van den Broek



Segundo lugar. Cabeza de semilla de una planta (Senecio vulgaris).
 Dr. Havi Sarfaty



Tercer lugar. Algas volvox liberando sus colonias hijas. 
Jean-Marc Babalian



4º lugar. Cabeza de una tenia (Taenia solium). Teresa Zgoda



5º lugar. Moho en un tomate. Dean Lerman



7ºlugar. Axones marcados individualmente en un ganglio ciliar embrionario. 
Dr. Ryo Egawa



8º Lugar. Espiral coclear de una rata recién nacida con células ciliadas sensoriales (verde) y neuronas ganglionares espirales (rojas).  Dr. Michael Perny



9º lugar. Phyllobius roboretanus (gorgojo). Dr. Csaba Pintér




11º lugar. Plástico fracturado en el holograma de una tarjeta de crédito. 
Steven Simon



14º lugar. Huevos comunes de la mariposa de Mestra (Mestra amymone). 
David Millard



Mención de honor. Los ojos de una araña saltadora. 
Emre Can Alagöz



Mención honorífica: Células ganglionares que muestran proteínas fluorescentes en una retina de ratón.  Dr. Keunyoung Kim



Mención de honor. Una sección transversal de diente de león que muestra un estigma curvado con polen. Dr. Robert Markus



Imagen distinguida. Huevos de polilla en una tela de araña. 
Walter Piorkowski



Imagen distinguida. Minerales de lutita y cacoxenita. 
Emilio Carabajal Márquez



Imagen distinguida. Desarrollo temprano de la larva de un mosquito. 
Charles Krebs





domingo, 1 de octubre de 2017

La Gioconda desnuda, conocida como la Monna Vanna




La sonrisa de la Gioconda desnuda recuerda a la enigmática de su precursora; el gesto de las manos y el estilo de las mismas también invita a pensar en las del cuadro del Louvre. Los análisis intentan averiguar si el dibujo se realizó antes o después de la Mona Lisa, que fue realizado después de 1503. Museo Condé



El dibujo de un desnudo que guarda un sorprende parecido con La Gioconda de Leonardo da Vinci, conocido como la "Monna Vanna", fue previamente atribuido a uno de los estudiantes del estudio del artista, Andrea Salai, pero pudo haber sido, al menos en parte, obra del artista florentino. El carboncillo que contiene la doble hoja, de 72 por 54 centímetros, ha permanecido desde 1862 en la colección de arte renacentista del museo Condé, en el palacio de Chantilly, al norte de la capital francesa.



A la izquierda, Mona Lisa. A la derecha, el boceto que investiga el Louvre. El dibujo, de gran calidad, se hizo en el mismo período que la "Mona Lisa", durante la vida de Da Vinci. El conservador Bruno Mottin advirtió que "hay que ser prudentes" sobre la autoría. "El trazo de la parte de arriba del dibujo, cerca de la cabeza, fue realizado por una persona diestra", mientras que el artista era zurdo. Christophel Fine Art



Antes de que en 2019 el museo Condé abra la exposición retrospectiva que marcará los 500 años de la muerte de Da Vinci, expertos del Centro de investigación y restauración de los museos de Francia estudian por primera vez este dibujo para determinar definitivamente su atribución. La nueva tecnología y el análisis han permitido una inmersión más profunda en la historia del dibujo, que de hecho puede ser el trabajo de un estudiante, pero mejorado por el propio Da Vinci. Aunque las conclusiones aún no se han confirmado oficialmente. Independientemente de estas, parece probable que el misterio perdurará detrás de esa sonrisa enigmática.



El museo Condé quiere reagrupar en sus salas el mayor número posible de las Giocondas desnudas que hay en el mundo, entre ellas, la que adorna los muros del museo Hermitage de San Petesburgo, que sus responsables consideran la de mejor calidad. Museo Condé




Fuentes: Le Figaro, ABC, El País




martes, 26 de septiembre de 2017

Basquiat: Boom for Real, una retrospectiva










Jean-Michel Basquiat, uno de los pintores más significativos del siglo XX (su madre lo llevaba a exposiciones en el MoMa de niño), nació en Brooklin en 1960, murió de una sobredosis de heroína en 1988 y cuyas pinturas ahora se venden por más de cien millones de dólares en una subasta. Apuró su intensa vida artística en apenas seis años, a la sombra de Andy Warhol, Keith Haring y Blondie, entre otros. Fue incomprendido en su día por los críticos, que nunca perdonaron sus raíces callejeras, ni su explosiva mezcla haitiana y puertorriqueña, ni su capacidad para convertirse en el cronista iconoclasta de Nueva York, en los años ochenta.















"Pocos artistas son capaces de crear una estética tan propia desde sus inicios", dice de él Eleanor Nairne, comisaria junto Dieter Buchhart. "Por él pasan el grafiti y el arte africano, el jazz y las resonancias caribeñas, el expresionismo abstracto y las ‘combine paintings’... La suya es una mezcla detonante en un contexto irrepetible, en la Nueva York vibrante y decadente de los ochenta".












Basquiat resumió así lo que se propuso con su obra: "Intenté comunicar una idea, en un paisaje urbano, y hacer pinturas que fueran diferentes, que te hicieran pensar y tuvieran un punto alienante. Pinturas directas que provoquen una emoción en la gente en el momento de verlas", resumió Basquiat cuando en cierta ocasión le preguntaron por su obra. Ahora la Barbican Art Gallery, de Londres, reúne una selección de más de cien obras de museos internacionales y colecciones privadas de este artista autodidacta, poeta y músico cuya influencia, desde su muerte, ha sido enorme.



El empresario y coleccionista japonés Yusaku Maezawa rompió un récord al adquirir el cuadro Untitled, de Basquiat, por 110,5 millones de dólares durante una subasta realizada por Sotheby’s. Es la obra de más valor vendida por un artista norteamericano y una de las más caras de la historia.



Cartel de exposición
Edo Bertoglio







Pocos días antes de la inauguración de la exposición, aparecieron en las paredes de la Barbican dos obras de Banksy. En uno de los grafitis reproduce el cuadro Boy and dog in a Johnnypump. El pie de foto en Instagram, dice: Retrato de Basquiat recibiendo la bienvenida de la Policía Metropolitana.







En el otro, la gente guarda cola ante la caseta de una noria cuyas cabinas han sido sustituidas por las esquemáticas coronas de tres picos que utilizaba Basquiat en sus pinturas. El artista indómito convertido en atracción de feria.







Zurbarán: Jacob y sus doce hijos





Jacoby sus doce hijos es una serie impresionante de trece figuras de tamaño natural de Francisco de Zurbarán (1598-1664), un maestro del Siglo de Oro español de la pintura. La compra y exhibición de las pinturas por el obispo Richard Trevor (1752-1771) en el comedor del castillo de Auckland fue un acto significativo y deliberado. Al rodear a sus numerosos e influyentes invitados a la cena con estas imponentes y exóticas obras, el obispo hizo un llamamiento público por la consideración social, política y religiosa entre judíos y cristianos en Inglaterra.



Jacob


No se sabe quién fue el cliente que encargó esta serie, aunque todo apunta a que el destino era América. Se cree que en el viaje desde Sevilla a través del Atlántico el barco que trasladaba las pinturas fue interceptado por piratas. No se vuelven a tener noticias hasta 1720, en Londres, cuando una familia judía pone a la venta los 13 cuadros. El obispo Richard Trevor, obispo de Durham, compró doce de las pinturas en una subasta en 1756, menos la de ‘Benjamín’ -que ha permanecido en una colección privada desde entonces-, porque se quedó sin dinero. Para completar la colección, contrató al artista Arthur Pond para hacer una copia exacta. La compra de las pinturas en 2010 por Jonathan Ruffer fue el comienzo de una nueva era para el castillo de Auckland, que quiere que sea un centro de arte basado en estas joyas de Zurbarán.



Rubén
Simeón



Leví
Judá


Las obras de restauración que necesita el castillo de Auckland han facilitado el viaje de estas obras de Zurbarán al Meadows Museum de Dallas, EE. UU., una pinacoteca privada especializada en arte español. La serie se expone completa (a los 12 cuadros de Auckland Castle se ha conseguido añadir el préstamo de la pieza que faltaba). La serie «muestra el amplio alcance» de su obra artística, según el director del Meadows, que va mucho más allá del pintor barroco de santos y vírgenes.  



Zabulón
Isacar



Dan
Gad


Claire Barry, directora de Conservación del Kimbell Art Museum y coordinadora de los trabajos de investigación que se han hecho a lo largo de un año sobre las pinturas, destaca que “a lo largo del proceso hemos sabido que el propio Zurbarán participó activamente en la creación de las obras, en lugar de limitarse a delegar su realización a su taller. Estas obras hablan ahora incluso con mayor claridad acerca de su creatividad e ingenuidad como artista, desde la manera en que transmitió las cualidades táctiles de los ropajes de las figuras hasta la expresividad del carácter y de la pose de cada personaje”.



Aser
Neftalí



José
Benjamín



Exposición en el Meadows




Fuentes: ABC, El País, hoyesarte